Paseando por Sol

Pues podría escribir sobre muchas cosas, pero voy a los tópicos. Hacía más de 20 años que no pisaba Sol, la última vez con un brazo roto después de competir en un Campeonato de España de Judo, así que el sábado aproveché para echarle un vistazo.

La estatua equestre parece que no se ha movido de su sitio.

El reloj está tranquilo, aunque ya más de uno irá pensando en que hacer esta nochevieja…pero tendrá claro que escuchar las campanadas desde Sol.

Juntos, ambos elementos forman una bella estampa, descriptiva de esta famosa plaza madrileña.

Y, para mi, lo más característico de una gran ciudad…SU METRO. La de horas que me he pasado en él estos días.