De vuelta a los campos de fútbol.

Tras el lamentable espectáculo que me tocó vivir hace un par de años en un partido de chavales, hace dos semanas volví a presenciar otro. Conclusiones…nada ha cambiado.

Los chavales se comportaron bien, lo normal en un partido. Pero los padres, los padres, que vergüenza me dáis. Sin educación, groseros, impertinentes…luego pasa lo que pasa. Ya vimos la semana pasada que unos chavales agredieron a un linier dándole patadas en la cabeza hasta matarlo, ¿cuánto queda para que eso pase en un campo de nuestra región?

Los padres y espectadores que acuden al campo de Javali Nuevo se lo deberían hacer mirar.

Como hacer fotos a menores requiere de autorización, y no estoy yo por la labor, me dediqué a fotografiar lo que rodea al partido.

Comentarios, quejas y demás…aquí os espero.

IMG_8506

IMG_8505

IMG_8503

Y lo que más gracia me hizo y nadie respetó…

IMG_8507

Solares limpios. No en mi ciudad.

Tenía yo la sensación de que uno de los deberes del Ayuntamiento de Murcia era velar porque los solares permaneciesen vallados o, por lo menos, limpios.

Pues llevo pasando ya meses por uno de estos solares, situado al principio de la Carretera de la Fuensanta, y al final me he decidido a hacerle unas fotos, porque no soporto ver como cada día está peor. Lo que hace meses eran matas, ahora son matorrales de más de un metro de altura, y lo que en un principio eran unos papeles ahora son vidrios, botellas y demas despojos.

Además de inaugurar lo inaugurable, de insultarse entre partidos políticos y de gastar nuestros impuestos para su mayor gloria, no estaría mal que se dedicasen nuestros políticos en el Ayuntamiento a servir al ciudadano.

Siempre he pensado que la misión del político era servir al ciudadano y no servirse a si mismo y a sus conocidos y allegados, esto tiene que cambiar.

Por otra parte, no quiero dejar pasar una llamada de atención al ciudadano. Si bien la limpieza de estos solares debería ser municipal, hay que ser CERDO para arrojar desperdicios a la calle teniendo los contenedores a menos de dos metros. La ciudadanía está perdiendo valores esenciales, que es necesario recuperar. Pero claro, parece como si a nuestros políticos les interesase más tener una masa aborregada que hace lo que ellos le dicen y no piensa por si misma.

Los padres y el fútbol infantil.

El pasado sábado un familiar me pidió que le acompañase a un campo de fútbol porque le tocaba arbitrar y no tenía quien le llevase. Primer dato, en España hay jóvenes que se dedican a hacer algo más que a perder su tiempo, estudian, arbitran; buscan en que usar su tiempo libre.

Era un partido de infantiles, si bien creo recordar, entre El Raal y el equipo del Barrio del Progreso, ambos de la provincia de Murcia.

Me gusta ver como los chavales se lo toman tan en serio, calentamiento, charlando entre ellos de quien es el mejor jugador contrario, pensando en como afrontar el partido y animándose. También los entrenadores, con los que al final del partido charlé un rato, a esta edad son más educadores que otra cosa y tuvieron un comportamiento genial con los chavales, les animan, recompensan sus esfuerzos con palabras de ánimo y, sobre todo, les tratan como lo que son…NIÑOS.

Ahora es cuando viene lo malo. Los padres.

Durante muchos años yo fui deportista, hice Judo a mas señas. Y jamás vi a mi padre hacer eso. Es más, si lo hubiese hecho me habría sentido avergonzado y le habría pedido que no fuese más.

Vi a padres, insultándose entre ellos, amenazantes, faltando al respeto, menospreciando, etc. Y lo que me parece más grave, diciéndole a un chaval que pasa su tiempo libre arbitrando a otros, que en este caso tenían pocos años menos que él, que era un inutil y que se dedicase a otra cosa…los insultos y descalificaciones más graves me las guardo.

Durante un momento del partido incluso temí que uno de esos exhaltados, no digo lo que pienso por educación, saltase al campo, y me dispuse cerca de la banda por si tenía que ir yo a interceptarle a medio camino.

¿Es esta la educación que quieren para sus hijos? Vergüenza tendría que darles.

Nota, a esos padres del equipo del Barrio del Progreso, que al final le insultaron y faltaron al respeto cuando pasamos por su lado, deberían de mandarlos a clases de urbanidad y educación porque son un ejemplo de lo que no se debe hacer.